Otro problema del abuso de alcohol: entendiendo el Síndrome de Korsakoff

MODELO CABECERA BLOG_Mesa de trabajo 1 copia 5

 

El Síndrome de Korsakoff, también conocido como Psicosis de Korsakoff, es uno de los problemas de salud que se deriva del abuso de alcohol durante un largo periodo de tiempo. Ésta ingesta elevada y continuada provoca un déficit de vitamina B1 (tiamina), que a su vez tiene efectos en el cerebro de la persona ya que altera el funcionamiento de la memoria y puede llegar a producir episodios de enajenación similares a los que se producen en una psicosis.

 

El origen

 

Esta patología se llama Síndrome de Korsakoff por Sergei Korsakoff, uno de los  neuropsiquiatras más importantes del S.XIX. De origen ruso, evaluó a las personas que bebían vodka de forma recurrente y estudió los efectos que provocaba el alcohol en el sistema nervioso. Sus investigaciones concluyeron que la inquietud, la ataxia (descoordinación motora), las alucinaciones y la amnesia anterógrada forman parte de esta enfermedad y son, asimismo, consecuencias del alcoholismo.

 

Inicialmente, las personas que lo padecen experimentan pérdidas de memoria para los eventos recientes, sin embargo los recuerdos lejanos permanecen más o menos intactos. Pueden conversar de forma coherente aunque no se acuerden de su pasado más reciente, y tienden a inventar situaciones antes de admitirlo. Por ejemplo, pueden leer la misma revista una y otra vez por no acordarse de las cosas que han hecho recientemente.

 

Relación con el alcoholismo

 

A consecuencia del alcoholismo, suelen coexistir problemas de desnutrición en mayor o menor medida y deficiencias de tiamina (vitamina B1), con lo que el daño se puede extender a otros órganos como el hígado y el corazón, causando una mayor dificultad para seguir un tratamiento que debe comenzar con la abstinencia de alcohol. 

 

Pese a afectar más a las personas con una edad avanzada, ya que el organismo se va tornando más débil y se acentúa la insuficiencia de vitamina B1, también hay cierto componente genético en esta patología, ya que no todos los alcohólicos llegan a desarrollarla. Asimismo, personas no alcohólicas también pueden desarrollar el síndrome si tienen problemas alimentarios o han hecho dietas restrictivas. Poseen mayor riesgo de padecer síndrome de Korsakoff los enfermos crónicos, con el sistema inmune debilitado, como pacientes con VIH, o que reciben diálisis o nutrición asistida.

 

Síndrome de Wernicke-Korsakoff

 

Cuando la deficiencia de B1 lleva a otras complicaciones en el cerebro, puede aparecer la encefalopatía de Wernicke, caracterizada por la pérdida de equilibrio, tambaleo al caminar, problemas en los movimientos oculares, confusión y somnolencia. En estos casos en que aparecen las dos enfermedades, hablamos del Síndrome de Wernicke-Korsakoff, en la que además pueden aparecer otros síntomas como parálisis ocular, pérdida de la audición, epilepsia, hipotermia, y depresión, complicando todavía más el cuadro clínico.

 

El síndrome de Wernicke-Korsakoff es una urgencia médica con un sencillo tratamiento que consiste en administrar la vitamina B1 por vía intravenosa. Puede corregir la encefalopatía de Wernicke, aunque la recuperación suele ser incompleta si el tratamiento se retrasa. A pesar del tratamiento, los síntomas del síndrome de Korsakoff pueden persistir y no alcanzar una remisión completa.

 

    Te ayudamos

    [_post_title]

    Artículos relacionados

    Juegos

    Cómo ayudar a un adicto al juego

    El auge gracias a internet El juego está indudablemente en auge en la última década. Las casas de apuestas, en vivo y online, han tenido un crecimiento vertiginoso cuya deuda están pagando los ludópatas, cada vez más jóvenes. La ludopatía es la adicción comportamental más extendida desde que se puede apostar por internet y cada

    Juegos

    Qué es la ludopatía

    La ludopatía es un trastorno adictivo por el cual la persona no es capaz de detener el impulso o deseo de jugar o apostar, y hace referencia a todo juego o apuesta que tenga como fin obtener un premio en forma de dinero. Para la persona ludópata, el juego se convierte de forma progresiva en

    Drogodependencia

    Cómo puedo ayudar a mi hijo drogadicto o hija adicta

    Esta es, sin duda, la gran pregunta que se hacen los padres de cualquier chico o chica con problemas de adicción. Cuando cumplen la mayoría de edad, pasan a ser completamente responsables de sí mismos, por lo que se hace mucho más complicado ponerles límites si deciden salir con sus amigos o tomar determinadas decisiones.

    Centro de preferencias de privacidad

    Necesarias

    Son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que usted realiza una nueva visita. Una cookie permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de compra y registro.

    Cookies permanentes, Cookies de sesión

    No necesarias

    Son cookies que nos permiten analizar el uso del Sitio web, de manera que podamos medir y mejorar el funcionamiento.

    Cookies funcionales, Cookies de publicidad y terceros